domingo, 13 de noviembre de 2016

No estaba muerto estaba de parranda (dos)


Hoy venía a quejarme como siempre, y es que he llegado a la conclusión de que este es una especie de pensadero, como el de Dumbledore, pero de lamentaciones. Pero he recordado que en menos de una semana me voy a tatuar y voy a ir a ver a Carlos Sadness con una de mis personas favoritas, y no sé, siento como cosas dentro. Debe ser felicidad. O hambre.
De todas formas, a pesar de esta dicha, paralelamente siento el desasosiego que me acomete de vez en cuando, pero últimamente con mucha más intensidad. Y es esa sensación de estarme perdiendo cosas. De no poder abarcar todo lo que me gustaría. De no poder aprender todo lo que quisiera. De no poder visitar miles de sitios increíbles, u horribles, da igual, pero que quisiera catalogar yo misma. De no embarcarme en miles de aventuras a través de novelas que no leeré, de no evadirme del mundo con canciones que nunca escucharé. De no poder elegir todos los caminos que se me presenten, y por ello, que seguir uno signifique descartar todos los demás. Y lo que más miedo me dá de todo es que esta sensación no desaparezca nunca o que por esta búsqueda contínua e infinita no pueda centrarme en nada ni nadie.
Y como no quiero que esta entrada incite al suicidio (no quiero más problemas con la ley) quedémonos con disfrutar de todas las cosas que podamos.
Como los gifs graciosos.











viernes, 23 de septiembre de 2016

Petición


Hola!!! Hoy he tenido una gran idea. Qué os parece si hacemos una recogida de firmas para tenga una cena con Brad Pitt? Entiendo lo que estaréis pensando. Qué va a hacer alguien de tal fama y belleza como yo con alguien como él, pero yo que sé, siempre me ha tenido algo. Lo he estado pensando detenidamente y creo que es perfecto. Yo obviamente es con afán de caridad hacia él y hacia vosotros. Él estará depre por lo de su separación, y vosotros queréis que él salga en películas así que yo, estoy dispuesta a sacrificarme.
Así que os dejo aquí en enlace de la petición. 






lunes, 12 de septiembre de 2016

Hoy no me hagáis caso


Estas dos últimas semanas me he planteado varias cosas.
La primera es que al habérseme estropeado el teléfono (puede que algún día si me siento preparada os cuente la patética historia. Ahora mismo no. Duele.) me he dado cuenta de lo fundamental que resultaba para mí y de la importancia que tienen las cosas que tenemos en nuestro día a día, y de lo perdida que te puedes sentir sin ellas. Eso me hace recordar mis tiempos mozos cuando no tenía teléfono y aún así ¡quedaba con gente! Y como una cosa lleva a otra, y hablando de cosas que tenemos y no valoramos, me he planteado en que si a estas alturas de mi vida 18 años descubriesen que he nacido con un solo riñón, si me gustaría saberlo. El tema es que he vivido perfectamente hasta ahora, y sigo haciéndolo. Y mi respuesta, en un alarde de valentía, es que creo que preferiría que no me lo dijesen, ya que creo que cualquier dolor en la zona inferior del tronco ya lo achacaría a mi carencia. (No soy naaaada hipocondríaca). Y quien dice riñón dice otra cosa. Puede que incluso utilice ''riñón'' como una metáfora que os haga pensar. Quien sabe. Estoy muy mística. Y aburrida. Y tengo frío. Y un poco de hambre. Y estoy enamorada de mi nuevo vestido.
Por último, os dejo este blog del que recomiendo encarecidamente su análisis de videoclips: www.paranoiasyos.blogspot.com










miércoles, 24 de agosto de 2016

ea


Hola.
Estoy muy deprimida, para variar. Y aún a riesgo de que esto se convierta en un sadblog o cual sea el nombre si es que existe que defina la tristeza literaria, hoy vengo para quejarme.
Y es que como ya os he contado en anteriores ocasiones (podéis verlo aquí) invento cosas. Y el otro día una persona, no sé si con buena intención o afán de destruirme, supongo que lo primero, aunque yo siempre he pensado que es mejor vivir en la ignorancia, me enseñó un vídeo de una de mis ideas llevadas a cabo.

Os lo voy a enseñar.


Lo sé, es lo puto más mejor. Y lo inventé yo. Y maldita sea la hora en que no lo patenté, porque se van a hacer de oro, y más con un vídeo de tanta intensidad y emoción :(

Pero bueno, siempre queda la esperanza de volver a tener un momento de lucidez. Mientras tanto seguiré buscando la forma de hacerme rica y famosa. Si sabéis de algo avisadme. Yo creo que me pega un título guay. De hecho he encontrado una página en la que te puedes comprar un título nobiliario (alemán, escocés o irlandés) y creo que eso me daría el empujoncillo que necesito. Quien no seguiría a Alexa Chunga Pfalzgraf von Burgund?

En fin, que me despido. Besos y flores y esas cosas bonitas que desea la gente feliz y tal.

Ah bueno, dejo unas fotos de mi mono de árbitro molón.








miércoles, 10 de agosto de 2016

¿Vamos a ver la lluvia de estrellas juntos?


Hoy quería haceros un resumen de mis fastuosas vacaciones pero no puedo. La depresión postvacacional no me deja. Y eso que ya han pasado 7 días 10 horas y 23 minutos.

He podido paliar un poco mi desazón al ir a la máquina de bailar, pero ya he vuelto a caer y sin ánimo de alarmar, creo que con más fuerza.








jueves, 14 de julio de 2016


Hoy vengo a quejarme. Sí. Sé que es algo extraño en mí, puesto que si algo me caracteriza es la complacencia pero hay cosas por las que no paso.
Y en este caso lo que me ha crispado es toda esta gente que te hace visitar todas sus redes para que puedas obtener una información completa. Es decir, te ponen en instagram una foto y te dicen ''agregame a snapchat para saber todos los detalles'' o ''visita mi blog en el que te cuento bla bla bla'' y viceversa. Creo que se me entiende. Y es que me enfada y mucho. Porque a ver, yo en mi instagram, que por cierto es este; @alexachunga lo peto pero no os obligo a ir ni os estoy diciendo continuamente lo fabuloso que es, (que lo es). Y menos a snapchat (en el que podéis encontrarme como alexachunga) porque salvo mi striptease diario y que todos los viernes a las 14:51 doy los datos de mi tarjeta y la clave secreta, pues no suelo publicar mucho.
Y ya está. Ya me he desahogado.









P.d. El vestido es de h&m de rebajas.
P.d.d. Mi vídeo de este verano tendrá 99 red ballons como banda sonora.



viernes, 1 de julio de 2016

25 cosas que hacer antes de morir


Aunque doy casi por hecho que me congelaré hasta que inventen una manera para vivir eternamente, van ya dos días en esta semana que me atraganto y casi palmo, así que nunca se sabe. Por si acaso, voy a dejar aquí constancia de las cosas que me gustaría hacer antes de morir.

1. Viajar a Japón
2. Ir al parque temático de Harry Potter de Londres.
3. Volver a Japón, porque seguro que me ha gustado.
4. Ir a una fiesta de pueblo y pedirle a un señor, que esté con su señora, si me concede una pieza.
5. Ir a un concierto de The Killers o de Brandon Flowers. O las dos cosas.
6. Viajar en globo.
7. Comprarme una prenda vintage de Moschino.
8. Abrazar a un perezoso.
9. Ir a un concierto de Carlos Sadness.
10. Ser lamida por un pangolín.
11. Hacer un maratón de películas de Harry Potter.
12. Bañarme en pelotas en la playa. De noche.
13. Iniciar un aplauso multitudinario.
14. Aprenderme una coreografía junto con mis amigos, ir a un local y ser muy guays.
15. Ir a coachella.
16. Encontrar un sitio y que se convierta en el lugar donde gritar con alguien. (vídeo)
17. Lanzar al menos una colección de ropa.
18. Matar a Ayda Field. Casarme con Robbie Williams.
18. Ir a un sitio y hacerme la famosa de forma creíble.
19. Ver la aurora boreal.
20. Ir a una librería y hartarme de comprar libros.
21. Fingir que voy a casarme e ir a una tienda de vestidos de novia.
22. Mesarle la barba a por lo menos 100 hombres. O mujeres barbudas.
23. Comprarme unos tenis con luces.
24. Llegar al nivel 10 de la máquina de bailar.
25. Sentir que no he perdido el tiempo.