miércoles, 24 de agosto de 2016

ea


Hola.
Estoy muy deprimida, para variar. Y aún a riesgo de que esto se convierta en un sadblog o cual sea el nombre si es que existe que defina la tristeza literaria, hoy vengo para quejarme.
Y es que como ya os he contado en anteriores ocasiones (podéis verlo aquí) invento cosas. Y el otro día una persona, no sé si con buena intención o afán de destruirme, supongo que lo primero, aunque yo siempre he pensado que es mejor vivir en la ignorancia, me enseñó un vídeo de una de mis ideas llevadas a cabo.

Os lo voy a enseñar.


Lo sé, es lo puto más mejor. Y lo inventé yo. Y maldita sea la hora en que no lo patenté, porque se van a hacer de oro, y más con un vídeo de tanta intensidad y emoción :(

Pero bueno, siempre queda la esperanza de volver a tener un momento de lucidez. Mientras tanto seguiré buscando la forma de hacerme rica y famosa. Si sabéis de algo avisadme. Yo creo que me pega un título guay. De hecho he encontrado una página en la que te puedes comprar un título nobiliario (alemán, escocés o irlandés) y creo que eso me daría el empujoncillo que necesito. Quien no seguiría a Alexa Chunga Pfalzgraf von Burgund?

En fin, que me despido. Besos y flores y esas cosas bonitas que desea la gente feliz y tal.

Ah bueno, dejo unas fotos de mi mono de árbitro molón.








miércoles, 10 de agosto de 2016

¿Vamos a ver la lluvia de estrellas juntos?


Hoy quería haceros un resumen de mis fastuosas vacaciones pero no puedo. La depresión postvacacional no me deja. Y eso que ya han pasado 7 días 10 horas y 23 minutos.

He podido paliar un poco mi desazón al ir a la máquina de bailar, pero ya he vuelto a caer y sin ánimo de alarmar, creo que con más fuerza.








jueves, 14 de julio de 2016


Hoy vengo a quejarme. Sí. Sé que es algo extraño en mí, puesto que si algo me caracteriza es la complacencia pero hay cosas por las que no paso.
Y en este caso lo que me ha crispado es toda esta gente que te hace visitar todas sus redes para que puedas obtener una información completa. Es decir, te ponen en instagram una foto y te dicen ''agregame a snapchat para saber todos los detalles'' o ''visita mi blog en el que te cuento bla bla bla'' y viceversa. Creo que se me entiende. Y es que me enfada y mucho. Porque a ver, yo en mi instagram, que por cierto es este; @alexachunga lo peto pero no os obligo a ir ni os estoy diciendo continuamente lo fabuloso que es, (que lo es). Y menos a snapchat (en el que podéis encontrarme como alexachunga) porque salvo mi striptease diario y que todos los viernes a las 14:51 doy los datos de mi tarjeta y la clave secreta, pues no suelo publicar mucho.
Y ya está. Ya me he desahogado.









P.d. El vestido es de h&m de rebajas.
P.d.d. Mi vídeo de este verano tendrá 99 red ballons como banda sonora.



viernes, 1 de julio de 2016

25 cosas que hacer antes de morir


Aunque doy casi por hecho que me congelaré hasta que inventen una manera para vivir eternamente, van ya dos días en esta semana que me atraganto y casi palmo, así que nunca se sabe. Por si acaso, voy a dejar aquí constancia de las cosas que me gustaría hacer antes de morir.

1. Viajar a Japón
2. Ir al parque temático de Harry Potter de Londres.
3. Volver a Japón, porque seguro que me ha gustado.
4. Ir a una fiesta de pueblo y pedirle a un señor, que esté con su señora, si me concede una pieza.
5. Ir a un concierto de The Killers o de Brandon Flowers. O las dos cosas.
6. Viajar en globo.
7. Comprarme una prenda vintage de Moschino.
8. Abrazar a un perezoso.
9. Ir a un concierto de Carlos Sadness.
10. Ser lamida por un pangolín.
11. Hacer un maratón de películas de Harry Potter.
12. Bañarme en pelotas en la playa. De noche.
13. Iniciar un aplauso multitudinario.
14. Aprenderme una coreografía junto con mis amigos, ir a un local y ser muy guays.
15. Ir a coachella.
16. Encontrar un sitio y que se convierta en el lugar donde gritar con alguien. (vídeo)
17. Lanzar al menos una colección de ropa.
18. Matar a Ayda Field. Casarme con Robbie Williams.
18. Ir a un sitio y hacerme la famosa de forma creíble.
19. Ver la aurora boreal.
20. Ir a una librería y hartarme de comprar libros.
21. Fingir que voy a casarme e ir a una tienda de vestidos de novia.
22. Mesarle la barba a por lo menos 100 hombres. O mujeres barbudas.
23. Comprarme unos tenis con luces.
24. Llegar al nivel 10 de la máquina de bailar.
25. Sentir que no he perdido el tiempo.



martes, 7 de junio de 2016

Amalgama


Cosas varias.
Un desconocido a través de instagram me ha dicho que le gustan mis pies.
Hoy me he rayado mucho. A ver si lo explico bien. Llevaba un buen rato haciendo algo, y de forma correcta, hasta que una compañera me preguntó que como lo hacía. Y no lo supe. Y desde ese momento, e intentando pensarlo razonadamente, me costó mucho más continuar haciéndolo. Así que el tema es que había algo mecánico que me llevaba a hacer las cosas, y al pararme a discurrirlo me vi limitada. Seguramente tenga que repasar algún capítulo de redes en el que expliquen este fenómeno. O puede que simplemente esté más trenca de lo habitual. Pero tengo un desasosiego encima horrible.





Americana vintage, camiseta stradivarius, falda berskha, zapatos kling, mochila Sammydress





jueves, 2 de junio de 2016

Oh mundo cruel


Aquí me hallo, sufriendo por no dormir para que no sea ya mañana y tener que madrugar. La vida está llena de sinsentidos.
Además tengo ganas de sushi y la sensación de que se me olvida algo.









lunes, 30 de mayo de 2016

Quiero ir a un concierto de jazz, que es muy cool


Hoy he estado pensando en que no hago más que quejarme, pero darme cuenta no ha hecho que me sienta mal, al contrario, creo que tengo un don, y debo aceptarlo. 
Al protestar por todo y encontrar la parte negativa de cada suceso, nada malo, que no hayas esperado, puede suceder. En realidad es un escudo, y quien usa escudos? Los guerreros! Por ende, quejarse es un acto de valentía.
Así, gente de a pie con tal aptitud, coliguémonos! Imaginaos un mundo liderado por quejicas! 
Bueno, yo lo dejo ahí, ya vosotros veréis si tenéis lo que hay que tener. Y eso.
Otra cosa, me recomendaron mercaderes de la duda por instagram y lo rerecomiendo, porque creo que no os va a dejar indiferentes.










martes, 24 de mayo de 2016

Voy a acabar mordiendo el polvo


Un pequeño popurri de los últimos días.
He estado pensando que escribir esto, además de para satisfacer los menesteres de mis entusiastas y para facilitar la ubicación de los sitios a los que voy a mis archienemigos, puede ser como una cápsula del tiempo, y cuando cumpla los 102 podré enseñárselo a mis gatos nietos. O igual ya ni exista esta plataforma. O puede que haya tenido que borrarlo al convertirme en gobernadora para que no puedan hurgar en mi turbio pasado aquí plasmado.
Mientras tanto os diré que se me está poniendo el dedo como a la Marge costurera.



He ido en moto y he sobrevivido. Igual hasta me ha gustado.
He estado enferma y he sobrevivido.
Voy a ir a ver Sidecars con mi amor platónico.
No me da la olla con juego de tronos. 
Os he enseñado ya por insta mi chaqueta de yonki de los 90, pero seguro que los que me visitan desde Ucrania (¿por qué?) no la han visto, y es mi más favorita del mundo.